logo
contacto@lagahe.com
+(34) 967 10 14 30
+(34) 610 74 57 87
Parque Empresarial Campollano
Avenida Cuarta, número 3 - 02007 Albacete

¿Necesitas una aplicación para tu negocio? - Lagahe
58348
single,single-post,postid-58348,single-format-standard,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-1.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.0.1,vc_responsive
Desarrollo de una aplicación

¿Necesitas una aplicación para tu negocio?

Al comenzar el desarrollo de una aplicación, hay que definir las especificaciones del proyecto. Y dentro de éstas hay que detallar cuál es el objetivo, es decir, qué es lo que tiene que hacer la aplicación y a quién va dirigida. Nosotros te ayudamos a definir todo. Esto nos marcará el camino que hemos de seguir y la tecnología que vamos a utilizar. Pero, como vamos a ver a continuación, esta decisión no es tan sencilla ya que influyen varios factores.

 

¿Ya tienes servidor o infraestructura?

Muy bien, necesitas una aplicación web nueva y ya tienes contratado un hosting en uno de los múltiples proveedores existentes y no deseas cambiar nada. O también es posible que hayas visto un anuncio en la TV en el que te dicen que por muy poco puedes contratar uno. En este caso, lo normal es encontrarnos con un servicio web básico capaz de interpretar un lenguaje de programación, normalmente PHP o ASP y en el que se pueden dar de alta alguna base de datos MySQL, PostgreSQL, SQL Server, etc.

Si deseas una nueva web corporativa, un blog, una tienda online o una aplicación de gestión, probablemente nos resulte suficiente la infraestructura que nos ofrece. Pero tendremos que tener en cuenta la capacidad con la que trabajaremos y con la que se ejecutará la aplicación. Sin embargo, es muy importante que conozcas que con esa infraestructura de menos de 10€ mensuales no vas a poder atender a los miles y miles de visitantes o clientes que esperas recibir.

 

Pues ahora lo que quiero es una app

Es posible que el proyecto consista en una app móvil. En este caso, es importante prever qué volumen de información se va a manejar, por ejemplo, si hay que guardar fotos, si hacen falta notificaciones push, cuántos usuarios potenciales se espera o si se va a necesitar una aplicación web que haga de panel de control para gestionar la información y los usuarios. Dependiendo de estos factores es posible que el servicio del que hablábamos antes se quede muy pequeño a las primeras de cambio y no permita desarrollar todos los objetivos.

 

¿Por qué? ¡Si sólo quiero una app simple!

Es muy posible que pienses esto. Pero por las siguientes razones tendremos que cambiar el enfoque:

  • Una app no almacena habitualmente toda la información en el dispositivo móvil de cada cliente, sino en una base de datos a la que el dispositivo móvil le solicita la información si dispone de conexión. Como mucho almacena la información pendiente de sincronizar en la base de datos.
  • Esa base de datos está alojada en algún sitio, normalmente un servicio web y necesitas una aplicación para poder acceder a ella. Esa aplicación será el API de tu base de datos y la que utilizará la app para comunicarse.
  • ¿Cómo vas a consultar la información de los usuarios?¿Qué compran?¿Qué ven?¿Qué comentan? ¿Cómo vas a publicar nuevos contenidos? Necesitas una aplicación web con un panel de control o zona de administración.

 

¡Esto va muy lento!

Muy bien, ya hemos decidido que necesitamos una app móvil, una aplicación web que haga de panel de control y una base de datos como almacén común de toda la información. Como nos hemos venido arriba desarrollamos en el mismo sitio una aplicación web para nuestra app para que los usuarios usen la app desde el navegador de su ordenador, como twitter o facebook.

Pasa el tiempo, se desarrolla el sistema, el negocio tiene éxito y resulta que caemos en picado a los pocos días porque las apps se cuelgan y el panel de control es inaccesible. ¿Qué ha podido pasar? Si no hemos cometido errores, es que hemos sobrecargado nuestra infraestructura debido al volumen de información y usuarios. Vamos, hemos muerto de éxito a las primeras de cambio.

 

Alternativas

Por fortuna, existen multitud de infraestructuras alternativas que normalmente se tienen en cuenta antes de que ocurra lo que acabamos de ver e incluso se tienen en cuenta en la definición del proyecto. Estas alternativas son aumentar el plan contratado actual, servidores VPS, servidores dedicados, o proveedores de servicios en la nube. Algunas de estas soluciones nos permitirán elegir otros lenguajes y herramientas de programación, nos proporcionarán nuevas capacidades y nos darán la oportunidad de crecer automáticamente sin comprometer el funcionamiento de nuestros sistemas. En el próximo artículo veremos en qué consisten y cuáles nos pueden interesar más.

 

Conclusión

Si el desarrollo tiene unos objetivos sencillos, como una página corporativa o un CMS como WordPress, probablemente un hosting compartido será suficiente, pero si se espera crecer mucho, tener app móvil asociada y multitud de accesos deberíamos estudiar alternativas para centrarnos en el negocio y olvidarnos de posibles problemas de infraestructura. Nosotros te asesoraremos teniendo todo en cuenta.

Conoce nuestros proyectos.

Santos Jiménez Sobre el autor

De niño estaba fascinado por las pantallas, los videojuegos y los ordenadores en general. Vale, ahora también. Es un tópico, pero creo que los ingenieros de mi generación entramos de cabeza en el mundo de la informática cortados por el mismo patrón. Mi vocación estaba clara desde entonces y no dudé un segundo cuando llegó el momento de elegir lo que sería mi futuro, con la sorpresa de ver que dentro del mismo se abría un abanico de posibilidades en el que Internet sería mi gran aliado para desarrollar ideas y soluciones innovadoras para todos.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Si quieres recibir las novedades más creativas del mundo online, suscríbete a nuestra newsletter.

* indica obligatorio
No hay comentarios

Deja un comentario: